SALUD BUCAL

En el marco del Día Mundial de la Sonrisa, que se conmemora el 2 de octubre, Philips alienta a desarrollar y mantener buenos hábitos de salud bucal y nos acerca importantes beneficios para ayudar a cuidar la sonrisa.
La salud bucal de una persona está conectada con su bienestar general y la calidad de vida.
Las enfermedades más comunes que afectan la cavidad bucal, como la carie dental y la periodontitis (infección bacteriana de los tejidos, ligamentos y huesos que rodean y sostienen los dientes), ocurren a causa de la acumulación de placa bacteriana. Ésta, según estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), debe ser removida al menos dos veces al día. En combinación con una pasta de dientes con flúor, la remoción de la placa dental con cepillos dentales es la clave para el control de las caries dentales en comunidades alrededor del mundo.
La enfermedad bucal afecta a 3.900 millones de personas en todo el mundo, y la caries dental no tratada afecta a casi la mitad de la población mundial. El azúcar es un factor de riesgo importante para la caries dental, que afecta a casi el 100 % de los adultos, lo que la convierte en la enfermedad más prevalente y prevenible del mundo.
Es fundamental fomentar hábitos de atención médica preventivos y aprovechar las innovaciones tecnológicas que pueden conducir a una mejor salud bucal a largo plazo y, lo que es más importante, una mejor salud y bienestar general para las personas.
Al frente de la revolución en el cuidado de la salud bucal, Philips crea tecnología de vanguardia para ayudar a las personas a proteger su salud bucal y brindarles una limpieza más profesional en su propio hogar. Para esto, el portfolio de cepillos dentales Sonicare es ideal para prevenir el crecimiento de placa bacteriana que provoca la gingivitis.
Consejos para ayudar a eliminar la placa:
Los problemas de salud bucal se pueden prevenir y tratar de forma adecuada cuando se detectan tempranamente. Cepillarse durante más tiempo y más seguido, llevar una dieta saludable y pasarse hilo dental todos los días son claves para mantener los dientes y encías saludables. El cepillado dental de rutina es quizás la actividad más importante con la que la persona puede controlar la acumulación de placa bacteriana y el desarrollo de las enfermedades bucales más prevalentes.
También existen ciertos alimentos y productos comunes que pueden ayudar en la eliminación de la placa ya existente:
-Frutas y verduras crujientes. Comer manzanas crudas, zanahorias, apio y otras frutas y verduras crujientes puede ayudar a reducir la placa que se acumula en los dientes delanteros y en los molares.

-Queso, yogur y otras bacterias cultivadas. Las bacterias del queso y el yogur pueden ayudar a neutralizar el ácido que forma la placa en la boca.
*Nota: Para aquellos que son veganos o intolerantes a la lactosa, el tofu ha demostrado tener propiedades similares.

-Agua. Nada ayuda a lavar los ácidos y las bacterias que causan la placa como un buen vaso de agua fría. Podemos realizar buches tan a menudo como queramos.

, , ,

Comments are closed.