ESTETICA FACIAL

Por el Dr. Miguel Pellegrini.
Hasta no hace mucho tiempo, pequeños problemas como la sonrisa gingival o el afinamiento de los labios por efecto del envejecimiento, o aún más notables como las cicatrices remanentes de labios hendidos o leporinos, dejaban rostros con alteraciones permanentes a los que el paciente se acostumbraba con el tiempo.
La alta competitividad del mundo actual pone en desventaja a muchas de estas personas en el momento de optar por mejores situaciones de trabajo, más o menos expuestas al contacto con público; la imagen se ha tornado un valor tan mensurable como un currículo en el momento de la selección.
Cada disciplina buscó, por su lado, solucionar estos problemas, parte generando técnicas y desarrollando productos para ellas. Esto llevó a desconocer muchos materiales y recursos desarrollados en otros campos y desaprovechando esfuerzos, ya que la difusión de materiales y técnicas compartidas por los distintos profesionales, con la suficiente preparación, solo redundaría en el mejor tratamiento de nuestros pacientes.
Por ejemplo, un labio fino y poco notable un odontólogo clásico lo trata de mejorar aumentando el soporte labial que brindan los arcos dentarios, en los casos de uso de prótesis, que en muchos casos se realizan aumentando el tamaño de los dientes y que resultan exagerados y demasiado notables; por otro lado la presión del mismo labio estirado, afecta la estabilidad por ejemplo de una prótesis completa…El dermatólogo o especialista en estética coloca rellenos en el espesor de los labios que en muchos casos resultan de aspecto y movimientos poco naturales. De un modo u otro no se consiguen resultados satisfactorios, llevando la atención de la vista del observador o a los dientes o a los labios.
Actualmente la complementación entre el tratamiento puramente dentario y el manejo a través de rellenos, que tienen propiedades biológicas y sin necesidad de cirugías invasivas, permite lograr un aspecto mucho más natural y un funcionamiento óptimo, tanto a nivel dentario como de los tejidos blandos y fundamentalmente de la relación entre ambos.
Los rellenos con ácido hialurónico, componente natural de los tejidos humanos, por lo tanto absolutamente biocompatible, no solo brindan un agrandamiento de la zona donde es aplicado sino que su efecto higroscópico, aumenta la hidratación de los tejidos con su consecuente mejora de aspecto. Uno de los efectos más notables del paso del tiempo en el tejido conectivo es la pérdida del líquido intercelular, con el resultado de una reducción de volumen y aumento de la flacidez de la zona. En la región labial este efecto es notable a nivel de la línea del Rouge o labio marginal, que separa la piel de la semimucosa seca y cuyo aspecto afilado y bien delineado en la juventud, adquiere gradualmente un aspecto romo y desdibujado; las columelas del Philtrum también se aplanan y los labios pierden definición y turgencia. Todos estos efectos son mejorables mediante un correcto perfilado. De gran utilidad para dar el “toque final” a un tratamiento de prótesis, de ortodoncia o inclusive de una cirugía reparadora, imprime la marca personal en un tratamiento que debe optimizar la resolución estética sin desmedro de su adecuada funcionalidad.
Aunque parezcan banales estos cambios son notables y debemos considerar en este momento que un aspecto saludable es parte de la salud anímica de nuestros pacientes.
Una correcta aplicación de un relleno puede colaborar también con la estabilidad de una prótesis o inclusive en las técnicas más actuales, de colocación de implantes, la reconstrucción de la papila interdentaria es uno de los aspectos más difíciles de conseguir en muchos casos; la simpleza de las técnicas de aplicación de rellenos fluidos hace de esta posibilidad algo valorable y que debe ser tenida en cuenta dentro las “herramientas” con que contamos.
Otro recurso existente en la actualidad y que ya fue explorado por otras ramas de las ciencias médicas es la toxina botulínica. A los odontólogos, acostumbrados a utilizar substancias anestésicas desde el inicio de la carrera y siendo la nuestra una de las impulsoras del desarrollo de las drogas anestésicas locales, aun nos parece muy alejado de nuestro quehacer la utilización de esta substancia, que comparte con las anestesias ciertas características como su capacidad de interrumpir la transmisión nerviosa así como la reversibilidad en el tiempo de sus efectos.
La gran diferencia es que solo bloquea la transmisión del impulso nervioso desde la terminal hacia el músculo y que dosificada correctamente produce, no la parálisis total sino la reducción de la fuerza de contracción.
Particularmente útil en el tratamiento de la sonrisa gingival, al ser aplicada en los músculos elevadores del labio superior o inclusive para reducir el aspecto de la comisura caída al aplicarse en los músculos correspondientes.
Muchos trastornos se producen por la hipercontracción de distintos grupos musculares; las cefaleas tensionales, el apretamiento y el bruxismo cuentan ahora con un arma más para su tratamiento, recalcando que aunque no sea una solución definitiva, constituye una posibilidad rápida, segura y sobre todo reversible en el tratamiento sintomático, ya que los estudios realizados, confirman la reducción del dolor y el apretamiento. Frecuentemente estos dos síntomas dificultan el diagnóstico de las verdaderas causas del problema; la mejora en los síntomas, redunda en una mejor resolución del problema de fondo.
Evidentemente y por lo expuesto pensamos que la exploración de los recursos que nos brinda el avance en los tratamientos es siempre en beneficio de nuestros pacientes, para ello hay que formarse adecuadamente para poder utilizarlos adecuadamente y con la seguridad de un respaldo.
Como dijimos la fragmentación en el tratamiento del paciente ha sido responsable de su poco aprovechamiento, por lo tanto es imprescindible que la formación de recursos profesionales para la utilización de los mismos, debe ser lo más interdisciplinaria posible, la convivencia de distintas ramas de las ciencias de la salud entre el plantel docente formador, como así también entre los que se están formando, permite el aporte de distintos criterios y puntos de vista. Esto trasciende lo interdisciplinar ya que profundiza la interacción simultánea de distintos profesionales lo que constituye la base de la transdisciplina. La práctica supervisada y el asesoramiento legal son también imprescindibles para la correcta formación de un profesional que cuente con recursos diversos para la mejor resolución estética y funcional de las inquietudes que día a día que nos plantean nuestros pacientes. De acuerdo a nuestros conceptos integramos GIDELI (Grupo Interdisciplinario de Estética Labial e Implantes ) con la idea de integrar a las más diversas disciplinas, como la nutrición y el marketing en la formación de los mejores recursos, y desarrollamos nuestras tareas en el servicio de Estomatología y Estética Bucodental , dependiente del servicio de Dermatología del Hospital de Clínicas Gral. José de San Martín, de la Universidad de Buenos Aires.
http://gideli.wix.com/esteticafacial

Comments are closed.