TRATAMIENTO QUIRURGICO DE LA XEROSTOMIA

DACRIOCISTOVESTIBULOTOMIA   ó  DACRIOCISTOVESTIBULOPLASTIA
POR EL DR. CARLOS G. COTTI MERLO (*)
cgcmer@yahoo.com.ar

Se denomina  xerostomía a la  carencia de flujo salival en el medio bucal. Esta anomalía puede reconocer distintos orígenes como ser:  farmacológicos, radioactivos , protéticos, desórdenes sistémicos, quirúrgicos, avanzada edad, etc.

Esta patología , además de provocar una seria molestia al paciente por cuanto su cavidad bucal  se ve privada del baño salival, conlleva a una serie de trastornos que afectan la salud integral del portador ya que:  deja de aportar la humectación al epitelio bucolaringofaringeo provocando sensación de ardor, altera la flora microbiana, coadyuva en la formación de aftas, lesiona la encía libre, aumenta la abrasión de las piezas dentarias, dificulta la deglusión, etc, y consecuentemente altera el  normal estado psicológico.
Los recursos terapéuticos que se manejan para aliviar el cuadro, se hallan enfocados, fundamentalmente , a controlar el tipo de medicamentos que pueda tener indicado el paciente por distintas dolencias, la alimentación, vicios o costumbres – tabaquismo, bebidas alcohólicas- como así también indicar el uso de estimulantes  de salivación o bien saliva artificial.
A  partir de nuestra experiencia en el tratamiento de estos casos, podemos asegurar que ninguno de estos  recursos , lamentablemente ,logran solucionar la afección por lo que hemos desarrollado la siguiente técnica quirúrgica , la cual, puede llegar a constituir una solución definitiva.
TECNICA QUIRURGICA
A esta técnica podemos definirla como “combinada”, ya  tomamos como base la ya muy probada y exitosa técnica denominada DACRIOCISTORRINOSTOMIA que se practica tanto en los recién nacidos como en toda persona que padezca la obstrucción del saco lagrimal y que se basa en la colocación de un tubo de silicona que va desde saco lagrimal  al cornete medio nasal , donde desagota el flujo lagrimal.
Utilizando el recurso descripto precedentemente, desarrollamos nuestra técnica a la que hemos denominado con el término abarcativo de DACRIOCISTOVESTIBULOTOMIA  o bien  DACRIOCISTOVESTIBULOPLASTIA.
Dicha técnica consiste en colocar un tubo de silicona en el saco lagrimal, maniobra que se encontrará a cargo de un cirujano oftalmólogo, tras lo cual , y ya con nuestra intervención comenzaremos a deslizarlo por debajo de los tejidos blandos que tapizan el surco que conforma el hueso malar con el tabique nasal, hasta desembocar en fondo de surco en el punto coincidente con la prominencia apical del canino. Llegado a ese punto, y luego de palpar su correcta ubicación, practicamos un pequeño corte en la mucosa y tomando con una pinza el tubo lo traemos hasta que aflore en el surco donde controlando que se encuentre al ras de la mucosa, lo fijamos  con puntos de sutura no reabsorbible .
Esta técnica no requiere recambios del tubo y ante la eventualidad que el mismo se obstruya solo es necesario el pasaje de una zonda de Bowman de uso oftalmológico.
La recomendación a dar al paciente consiste en que tenga la precaución de presionar con un dedo la zona del saco lagrimal , toda vez que se haga buches a fin de evitar el reflujo del líquido hacia la zona ocular.         

(*) Ex docente de la Facultad de Odontología de la U.N.L.P. ;Ex cirujano del Centro Médico Belgrano; Ex integrante  del Servicio de Odontología y Cirugía Bucomaxilofacial del Hospital CHURRUCA VISCA. Autor de trabajos en publicaciones nacionales e internacionales. Actualmente se dedica a la práctica privada en la especialidad de Implantología Miembro de la Comisión Científica de la Dental Argentina.

Comments are closed.